#5 - Distorsión

#5 – Distorsión

formas de ser, ver y hacer

#4 - Retrofuturo

#4 – Retrofuturo

formas de ser, ver y hacer

#3 - Lúdica-MENTE

#3 – Lúdica-MENTE

formas de ser, ver y hacer

2# - Pertenencia

2# – Pertenencia

formas de ser, ver y hacer

#1 - Búsqueda de la pureza

#1 – Búsqueda de la pureza

formas de ser, ver y hacer

#4 – Retrofuturo


Editoriales, Retrofuturo

— mayo 29, 2014

01_portada_contitulo

 

Luego de pasar siglos con el objetivo de conquistar la Tierra y el espacio, los recientes avances de la humanidad parecen ofrecer nuevas representaciones de la realidad de nuestro mundo. Bajo las influencias de la Babilonia virtual, podemos sentir que se están abriendo las compuertas de pensamientos estancados, diferenciados y especializados, para dejar que fluyan y construyan en conjunto.

 

Las ciencias modernas, la tecnología y el descubrimiento arqueológico de civilizaciones arcaicas, permiten hoy abrir caminos de descubrimiento y de mayor comprensión dela lógica profunda que habita el universo. En esta búsqueda milenaria del sentido de la vida, sin embargo, las cuestiones existenciales de la nueva era siguen retrotrayendo al Hombre al origen y a sus eternos misterios e inquietudes. ¿Qué somos y qué nos define? En la era del “ciber-compartir” de los conocimientos, ¿cuáles serían las posibles perspectivas de nuestro Futuro? ¿De polvo de estrellas nos zambulliríamos en forma de pez, para luego mutar en bípedo, hoy robotizado y dotado de inteligencia?¿Qué nos quedaría para conquistar, si no es la capacidad de contestar estas mismas preguntas?

 

En plena coherencia con los últimos avances de la ciencia y los debates generados por el revisionismo de la historia, la creación y la innovación parecen develar también sus apariencias futuristas.

Como arraigados en lo sagrado y lo androide, por un lado las tendencias socioculturales y el diseño contemporáneo dibujan las perspectivas del futuro a través de un espejismo entre los símbolos del pasado y los descubrimientos de la ciencia moderna. A través del equilibrio de la geometría, del concepto del 3D y de las estéticas antiguas; las tendencias proyectan el sincretismo de sus visiones futuristas. En el diseño de Moda, las creaciones nacidas de la simetría nos recuerdan a sotanas religiosas sostenidas por blancos, negros y metálicos colores; las nuevas imágenes de la geometría fractal de la física cuántica se asemejan a antiguas representaciones de mitos y creencias humanas.

Mientras la medicina internacional se concentra en el ADN, la comunidad científica en los agujeros negros, y la investigación actual de los fondos marinos devela sus secretos. México comparte ahora la mística OVNI de la cultura Maya, y las antiguas ruinas de 12000 años del sitio turco de Göbekli Tepe nos recuerdan que todavía sabemos muy poco de la realidad de nuestro mundo.

El prisma del porvenir parece entramarse con los mensajes del código binario, del cosmos y de las civilizaciones milenarias. Todos los adelantos tecnológicos parecen producir un salto al futuro tanto como retrotraernos al origen.

 

Por otro lado, el rol de la mujer y las nuevas consideraciones acerca del mismo, están cada vez más presentes en el escenario de la creación y del arte, y parecen despertar las conciencias hacia nuevas percepciones del individuo. Mientras España vuelve a introducir el debate sobre la procreación y el aborto, en Australia y Nepal reconocen la identidad de un tercer sexo llamado “transgénero”. Del futuro al pasado, por las calles y las pasarelas, los cuerpos aparecen cubiertos desdibujando el sexo, y exhibiendo la imagen de un futuro hombre extremadamente gráfico, andrógino y poderoso debido a sus habilidades tecnológicas.

 

Dentro de esa relación intrínseca entre diseño, ciencias exactas y comportamientos colectivos teóricos como Salvador Pániker, Jacques Attali o Edgard Morin, quienes hablan de “complejidad”, piensan que todo progreso incluye el retroprogreso. Estos sociólogos y filósofos, comparten un mismo “pensamiento mágico”: desde las ciencias exactas hasta las tendencias socioculturales, allí encontramos un pensamiento que quizá tiende más hacia una explicación “esotérica” o “mágica” de nuestro mundo, lo que en Fibra nos inclinamos a llamar, pensamiento “sensible”. Hoy ese pensamiento moderno sobre el mundo actual y sobre el papel del Hombre parece tener una gran importancia para la construcción del conocimiento y de las perspectivas del Futuro.

 

Para este cuarto número de Fibra, los invitamos a pensar sobre “nuestros posibles futuros” enfocándonos en las diferentes miradas del presente hacia nuestra evolución. En este editorial, abordaremos diversos temas que hoy en día nos preocupan tales como el impacto de la tecnología, las esperanzas de la ciencia moderna, la sustentabilidad de nuestro mundo y las nuevas percepciones de género y representaciones del ser humano.

 

Texto: M. Caroline Magnien

Foto: Ana Fanelli

 

Bibliografía:

-Attali, Jacques. Une Brève Histoire de l’Avenir, 2006. (Una breve historia del porvenir)

-Morin, Edgar. La Inteligencia de la complejidad, 1999.

-Paniker, Salvador. Ensayos retroprogresivos,1987.


by ABOUTQ